Horacio Ríos

Horacio Ríos

Horacio Ríos fue custodio de Rodolfo Galimberti una semana, hizo un banco con Paco Urondo y tiró sus primeros tiros mientras escribía crónicas para El Descamisado. Último peronista bochinchero de redacciones como las de Crónica y Noticias Urbanas, gatilla palabras para no perder la costumbre y cultiva una memoria de pasquines y choripanes.

Carlos Romero

Carlos Romero

Dicen que Carlos Romero es un buen marcador central. Lee libros largos a velocidad crucero y elabora mentalmente un sumario periodístico cada 5 minutos. Es docente en la Universidad de La Matanza pero fue subeditor de Tiempo Argentino y redactor jefe en Revista Veintitrés. Kamchatka le dio revancha y él se puso la camiseta.

Luciana Glezer

Luciana Glezer

Luciana Glezer era trapecista cuando se preguntó por primera vez por qué abajo es abajo y arriba es arriba. Entonces, se dedicó al periodismo policial, dio apoyo escolar codo a codo con el olor a mugre, sirvió miles de copas de leche y hasta bailó en una murga. Cuando entendió El Kapital, dejó de hacerle upa a los caídos y empezó a tirarle piedras a los grandotes.

Martín Rodríguez

Martín Rodríguez

Martín Rodríguez es poeta y conoce de cerca a muchos dirigentes políticos que fueron secretarios de Estado u hoy son diputados. Enfático, claro, provocador y creativo, juega de wing en Kamchatka porque es explosivo con pelota dominada y peligroso cuando abre la cancha.

Yegua y Groncha

Yegua y Groncha

Yegua y Groncha condensa en una foto, un póster o un rulo el campo de batalla de las ideas y camufla, resalta o insinúa, bajo una estética particular, las contradicciones de cualquier debate. Herreros empedernidos, sus miembros aguzan en las brasas de la urgencia la punta de la espada para las fustas de Kamchatka.

Sandra Russo

Sandra Russo

Sandra Russo es la que mejor escribe de todo el staff. Le propusieron que se sumase a esta turbamulta cuando Víctor Hugo Morales se quedaba sin espacio en Continental y la prensa canalla seguía ensañándose con 6, 7, 8. Precisa y elegante, su pluma enorgullece a impulsores y lectores de la revista.

María False

María False

María False es un agente encubierto. Bello y enigmático, su presunto rostro sólo se conoce por sus contactos vía mail pero su talento refulge en la información de esta revista en el plano internacional. Tiene el mundo entre ceja y ceja y el logo de Kamchatka, tatuado en el omóplato izquierdo.

Marina Glezer

Marina Glezer

Marina Glezer es actriz desde que nació. Una vez le tocó viajar desde el Polo Norte para cruzar el desierto en menos de una semana. Fue hermana del Che Guevara pero se ganó un Cóndor de Plata como prostituta adolescente de Constitución. Toca el ukelele y encuentra los bemoles más hermosos en las entrevistas que hace para Kamchatka.

Lucía Ríos

Lucía Ríos

Lucía Ríos siempre fue una esponja. Bailarina por antonomasia, dio clases de tap y danza jazz y medía sus horas en corcheas. La militancia política la sorprendió con talleres de macramé, malabares y la operación técnica en una radio barrial. Tiene una foto con Néstor Kirchner y otra con Cristina Fernández. En Kamchatka, escribe sobre cosas estrafalarias.

Abelardo Vitale

Abelardo Vitale

Abelardo Vitale es hincha de Racing y todos lo respetan por eso. Además, escribe con la frontalidad de los que se agarraban a piñas por un gol en contra en el potrero. Cuando le ofrecieron un lugar en la redacción de Kamchatka, evaluaba una propuesta inconfesable para que el pibe Bou siguiera jugando en el Cilindro de Avellaneda pero desistió por falta de tiempo.

Emilio Ruchansky

Emilio Ruchansky

Emilio Ruchansky edita a tarascones, sin piedad. Es capaz de soltarle una barbaridad a un entrevistado con la delicadeza de los que esconden, bajo la forma, la faca del contenido. No habla de fútbol, no es de La Cámpora y tampoco militó en el PTS pero ya plantó un libro y se fumó un árbol.

Diego Genoud

Diego Genoud

Diego Genoud es uno de los pocos periodistas con corazón, aunque a veces no perdona. Sencillo y sensible, trabaja sin contemplaciones con sus fuentes y es meticuloso cuando se sienta a escribir. En Kamchatka, se encarga de hacerles reportajes a los genios que rara vuelta son noticia.

Pablo Dipierri

Pablo Dipierri

Pablo Dipierri fue promotor de Río Estudiantil, vendedor de seguros en C&A y guitarrero a la gorra un verano. Su gran pasión es el fútbol y confiaba tanto que llegaría a primera que una vez hizo una apuesta en dólares a su compañero de banco en la secundaria. Ahora trabaja en Kamchatka para saldar esa deuda.